Absentismo laboral.

¿Qué tipo de absentismo laboral investigamos los detectives? ¿Cómo lo investigamos?

El absentismo laboral consiste básicamente en la ausencia del empleado en el puesto de trabajo o, bien estando presente en el mismo, la poca o nula productividad del trabajador.

En el primer tipo mencionado, si las ausencias son reincidentes o de dudosa credibilidad, existiendo o no partes médicos, el trabajo común de un detective es la vigilancia/seguimiento. En caso de que no exista un parte médico, lo ideal es investigar al empleado para observar si la justificación aportada es veraz. En el caso contrario, a pesar de que exista parte médico, la baja puede ser fingida o exagerada. Esta vez, de nuevo, puede ser beneficioso comprobar que se sigue el protocolo médico o que este efectivamente no es fingido. Si le duele una pierna, no puede estar jugando al fútbol.

Como complemento a lo anterior se pueden realizar búsquedas en fuentes abiertas, como las redes sociales, para comprobar que el contenido publicado no es incompatible con el motivo de ausencia del puesto de trabajo. De nuevo, si el trabajador se ha contagiado por COVID 19, no puede publicar una fotografía con los amigos comiendo un pincho de tortilla en un bar.

Respecto al segundo tipo de absentismo, el de estar presente en el puesto de trabajo con poca o nula productividad, existen dos formas de actuar: infiltración y monitoreo interno.

La infiltración es la forma más complicada y costosa de investigación, pero, en determinadas profesiones, quizá la más adecuada. Trata, básicamente, de infiltrarse en la empresa o lugar externo de trabajo para obtener las pruebas oportunas.

El monitoreo interno viene siendo realizado por numerosas organizaciones. Cumpliendo determinados requisitos de idoneidad, necesidad y proporcionalidad, se pueden implantar programas en los dispositivos de la empresa para ver qué contenidos visualiza el trabajador. Por supuesto, antes de instalar controladores informáticos, ha de informarse al empleado de su existencia y se recomienda hacerlo por escrito en el contrato.

El absentismo laboral es costoso para las empresas, sobre todo para aquellas que no cuentan con los recursos suficientes para soportar repetidas ausencias de dudosa credibilidad o falta de producción en el puesto de trabajo. Y, menos aún, aquellas ausencias injustificadas o falsas bajas laborales.

Si tiene alguna cuestión respecto a lo mencionado anteriormente, no dude en contactar con nosotros. Le asesoraremos sin ningún coste o compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + catorce =