¿Baja laboral por Covid-19?

¿Baja laboral por COVID-19?

Hoy, 4 de septiembre, nos encontramos en plena reactivación de la rutina familiar y profesional después del final del periodo vacacional. En esta época bien conocemos el llamado síndrome “post-vacacional”, el cual trata de ese estrés mantenido durante unas semanas en el periodo de nueva adaptación a la rutina. Por lo tanto, este año volveremos a tener numerosas bajas laborales en este mes.

No obstante, ahora padecemos una realidad distinta a la de temporadas pasadas. Estamos en plena pandemia por la COVID-19 y… Los problemas no son menores pues, a las sensaciones de cansancio o falta de motivación y concentración, se añaden nuevos problemas originados por el coronavirus.

Dichos problemas son los siguientes:

  • Miedo al contagio. Nos encontramos más pendientes no solo de la higiene de manos, sino de los objetos o partes de nuestro cuerpo que podemos tocar o las distancias que debemos mantener. Y la mascarilla, la maldita mascarilla. Todo eso supone un incremento de estrés y cansancio.
  • Incertidumbre laboral. ¿Seguiré manteniendo el puesto en mi empresa? ¿Retomará su actividad? ¿Cerrará? ¿Habrá una reducción de plantilla?
  • Conciliación familiar. Estamos observando la problemática del regreso de los niños a las aulas. ¿Quién les atiende en caso de no haber regreso a las escuelas? En caso de efectivo regreso, ¿cómo de peligroso va a ser para mis hijos?
  • Contagios familiares. Si se contagia mi hijo, ¿quién se hace cargo de él? Los abuelos son un grupo de riesgo. ¿Me concederán la baja laboral en la empresa para atenderle?

Lo mencionado anteriormente es un resumen general del pensamiento colectivo actual. Y va a ser una problemática difícil de abordar. Algo para lo que hay que unirse y luchar juntos.

No obstante, sabemos perfectamente que este tipo de situaciones hay individuos que las aprovechan en su propio beneficio. Habrá bajas laborales fingidas. Más aún. “Expertos dicen” que serán algo más de la mitad las bajas falsas del conjunto total de ellas. No hace falta ser un lince; habrá muchas.

¿De qué forma podemos ayudar los detectives privados para controlar los casos de bajas fingidas?

Cada caso es un mundo con una casuística diferente, por lo que haremos breve referencia a las nuevas bajas, las bajas por contagio de COVID-19.

Las bajas por contagio de coronavirus, en esencia, son “sencillas” de investigar. Si estás contagiado o debes estar en cuarentena por sospecha de contagio, tienes que quedarte en casa. Sí o sí. Por lo tanto, no es una baja en la que tengas que seguir al investigado y documentar que está jugando al fútbol con una pierna rota. En este caso, básicamente se realizan vigilancias en frente de los domicilios. Si el investigado sale para realizar cualquier actividad no esencial, no solamente está incumpliendo su deber de cuarentena, sino que probablemente no tiene los síntomas que dice tener o no está ni contagiado.

¿Cree que alguno de sus empleados está perpetrando una baja laboral fingida? No dude en consultarnos para solventar las posibles dudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 1 =